1xbitbetvolegencobahisbetsoobetlikekralbetbetturkeyJigolo ajansıhavaalanı transfer, vip transfer, airport transfertwitch viewer botcasino,güvenilir casinosiber güvenlikpendik moto kuryehack forumhd porno izlebahis.comSupertotobetkralbetbetturkey Estatinas y dolor – SOFARCHI

Publicaciones

Estatinas y dolor

Las estatinas son fármacos muy usados en el control de las dislipidemias y en el tratamiento de las enfermedades cardiovasculares que tienen como sustrato una lesión ateroesclerótica. Además las estatinas poseen múltiples actividades ateroprotectoras, tales como: mejorar la disfunción endotelial, inhibir la inflamación vascular, inhibir la trombosis y disminuir el estrés oxidativo. Estas acciones se conocen como “efectos pleiotrópicos” de las estatinas.

Por otra parte existen variadas evidencias que demuestran la similitud entre aterosclerosis y artritis reumatoide basada en la activación de redes celulares del sistema inmune. En ambas patologías, los macrófagos son activados para producir TNF-α, interleucinas, metaloproteinas de matriz. Además, se elevan los niveles de PCR y endotelinas. Se secretan enzimas que alteran la síntesis del colágenos y que, por tanto, desestabilizan la placa aterosclerótica como las estructuras articulares. Por estos antecedentes, es razonable asumir que las estatinas pueden jugar un rol antinociceptivo o analgésico en ciertas condiciones de dolor acompoañado de inflamación, ya sean agudas o crónicas. Por las múltiples razones éticas, es prácticamente imposible realizar experimentos preclínicos de dolor en el hombre, por lo cual se han diseñados diferentes modelos algesiométricos animales, especialmente en roedores y de ellos los ensayos en ratones son muy útiles.

Existen modelos de injuria tisular en animales, que permiten inducir dolores, tanto agudo como crónico, que se reflejan en peculiares comportamientos del animal. Entre los diversos modelos existen de tipo tónico (la formalina orofacial; la contracción abdominal inducida por ácido acético, etc) y de tipo fásico (el movimiento de la cola, el ensayo de la plancha caliente, etc). La administración, en ratones, por via oral de atorvastatina de 3, 10, 30 o 100 mg/kg por 1 día o por 3 días consecutivos indujo una actividad antinociceptiva dosis dependiente en el test de las contorsiones abdominales producidas por la administración intraperitoneal de una solución de ácido acético al 0.6% (writhing test). Similar tratamiento produjo igual tipo de antinocicepción en el ensayo del movimiento de la cola (tail-flick) y en el ensayo de 20 μl la una solución de formalina al 2 % inyectada subcutáneamente en la cara dorsal de la pata trasera, tanto en la fase de algesia aguda (FaseI), como en la fase inflamatoria (Fase II).

En el modelo de la formalina orofacial que se obtiene por la administración de 20 μl de formalina al 2% por via subcutánea en el labio superior del ratón, se produjo una significativa reducción del efecto algésico de la formalina, tanto en la fase I (algésica aguda) como en la fase II (inflamatoria). Sin embargo, en el ensayo de la plancha caliente (hot-plate), la administración oral de atorvastatina, solo en dosis alta (100 mg/kg) producen un efecto antinociceptivo tras la administración de la estatina por 1 día y por 3 días. Similar administración simvastatina en dosis de 3, 10, 30 o 100 mg/kg por 1 día o por 3 días consecutivos inducen un efecto analgésico dosis dependiente en los mismo test en que se evaluó la atorvastatina. Los resultados obtenidos con atorvastatina o con simvastatina en los diferentes ensayos algesiométricos de dolor tónico o fásico, demuestran un efecto antinociceptivo y anti-inflamatorio de las estatinas. Estas acciones podrían estar relacionadas con la inhibición de las citocinas y/o la liberación de prostanoides, como la estimulación de la síntesis de óxido nítrico, como también con la inhibición de la expresión de las ciclooxigenasas-2. Debe considerarse además sus efectos immunomodulatorios y una posible acción antinociceptiva directa sobre los nociceptores. Todas estas acciones ya han sido descritas entre los efectos pleiotrópicos para estos fármacos.

Descargar PDF

Bibliografía:

  • Prieto JC. El perfil de seguridad de las estatinas. Rev. méd. Chile 2001; 129: 1237-1240.
  • Karlezi A, Mata Pariente N, Mata López P. Control de las dislipemias en la práctica clínica. Rev Esp Cardiol 2007; 6: 24-35.
  • Liao J, Laufs U. Pleoitropic effects of statins. Annu Rev Pharmacol Toxicol 2005; 45: 89-118.
  • Stockins B. Efectos pleiotrópicos de las estatinas. Rev Chil Cardiol 2009; 28: 198-201.
  • Ray KK, Cannon CP. The potential relevance of the multiple lipid independent (pleiotropic) effects of statins in the management of acute coronary syndromes. J Am Coll Cardiol 2005;46:1425-1433.
  • Hadi HA, Mahmeed WA, Suwaidi JA, Ellahham S. Pleiotropic effects of statins in atrial fibrillation patients: the evidence. Vasc Health Risk Manag 2009; 5: 533-551.
  • Coleman CI, Reinhart K, Kluger J, White CM. The effect of statins on the development of new-onset diabetes: a metaanalysis of randomized controlled trials. Curr Med Res Opin 2008; 24: 1359-1362.
  • Baker W, Talati R, White C, Coleman C. Differing effect of statins on insulin sensitivity in non-diabetics: a systematic review and meta-analysis. Diabetes Res Clin Pract 2010; 87:98-107.
  • King DE, Mainous AG 3rd, Egab BM, Player M, Geesey ME. Use of statins and blood pressure. Am J Hypertens 2007; 20:937-941.
  • Pi-Sunyer FX, Aronne LJ, Heshmati HM, Devin J, Rosenstock J, RIO-North America Study Group. Effect of rimonabant, a cannabinoid-1 receptor blocker, on weight and cardiometabolic risk factors in overweight or obese patients: RIONorth America: a randomized controlled trial. JAMA 2006; 295: 761-75.
  • Schwartz GG, Oliver MF, Ezekowitz MD, Ganz P, Waters D, Kane JP, et al. Rationale and design of the Myocardial Ischemia Reduction with Aggressive Cholesterol Lowering (MIRACL) study that evaluates atorvastatin in unstable angina pectoris and in non-Q-wave acute myocardial infarction. Am J Cardiol 1998;81:578-81.
  • Macin SM, Perna ER, Farias EF, Franciosi V, Cialzeta JR, Brizuela M, et al. Atorvastatin has an important acute anti-inflammatory effect in patients with acute coronary syndrome: results of a randomized, double-blind, placebo-controlled study. Am Heart J 2005;149:451-457.
  • Nissen SE, Tuzcu EM, Schoenhagen P, Crowe T, Sasiela WJ, Tsai J, et al; Reversal of Atherosclerosis with Aggressive Lipid Lowering (REVERSAL) Investigators. Statin therapy, LDL cholesterol, Creactive protein, and coronary artery disease. N Engl J Med 2005;352:29-38.
  • Rammos G, KondomerkoS D. The Role of CD4+CD28null T-lymphocytes and statins in rheumatoid arthritis and unstable atherosclerotic plaque hellenic J Cardiol 48: 165-174, 2007.
  • S Brugaletta, L M Biasucci, M Pinnelli, G Biondi-Zoccai, G Di Giannuario, G Trotta, G Liuzzo, F Crea. Novel anti-inflammatory effect of statins: reduction of CD4+CD28null T lymphocyte frequency in patients with unstable angina Heart. 2006; 92: 249–250.
  • Melzack R.: Pain mechanisms: a new theory. Science, 1965; 150: 971-979.
  • Bonica J.J.: The management of pain, Filadelfia: Lea & Febiger, 1953.
  • http://www.iasp-pain.org/terms-p.html.
  • Ibarra , E . Una Nueva Definición de “Dolor”. Un Imperativo de Nuestros Días. Rev Soc Esp Dolor 2002; 13 :65 – 72.
  • Luccarini P, Childeric A, Gaydier AM, Voisin D, Dallel R. The orofacial formalin test in the mouse: a behavioral model for studying physiology and modulation of trigeminal nociception.Journal of Pain, 2006; 7 : 908-914.
  • Sessle BJ. Peripheral and central mechanisms of orofacial pain and their clinical correlates.Minerva Anestesiol. 2005;71:117-136.
  • García GC; Miranda HF, Noriega V, Sierralta F, Olavarría L, Zepeda RJ, Prieto JC. Antinociception induced by atorvastatin in different pain models. Pharmaco Biochem Behav. 2011; 100: 125-129.
  • Miranda HF, Noriega V, Olavarría L, Zepeda RJ, Sierralta F, Prieto JC. Antinociception and anti-inflammation induced by simvastatin in algesiometric assays in mice. Basic & Clin Pharmacol & Toxicol. 2011; 109: 438-442